Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2012

Perro muerto

La última semana se incrementaron las veces y horas de lluvia. En el nuevo ritmo de labores, sólo salgo un par de veces de casa: una para ir a la universidad y la otra para ir a comprar pan. La última semana, la cuadra donde se ubica la casa de mis abuelos tuvo un visitante que se quedó para siempre, literalmente dicho.
Lunes: Retornaba corriendo con la bolsa de pan de trigo en la mano derecha mientras con la otra buscaba las llaves. Se me hizo difícil encontrarlas porque algo había llamado mi atención. Un bulto peludo se encontraba tirado en el umbral del portón, me acerqué y vi que se trataba de un perro negro de un pelaje heterogéneo. Se me ocurrió la palabra “chusco” hasta que me miró y sentí una leve congoja. Lo dejé allí, preferí no botarlo para que se siga protegiendo de la lluvia.
Martes: Me encontraba a media cuadra para llegar a casa y observé a mi abuelo ofreciendo un poco de comida al perro que seguía echado. Cuando me acerqué me dijo: “Está enfermo…” Giré para ver al peludo,…

La herida

Así empezó el 2012…
Inconscientemente y siempre empiezo por el lado izquierdo, será porque el espejo está inclinado hacia mi lado derecho al verlo. Me he acostumbrado a afeitarme bajo la lluvia en estos meses, lo hice. Como todas las mañanas, tengo que continuar… con el lado derecho, algo extraño sucede y presiento a mis pensamientos como un vacío eterno hasta que se incrustan las miles de hojas que leí  y releí de la denuncia que me impusieron, el último viaje a Oxapampa y una gota de sangre cae. Comienzo a sangrar y trato de llevarme toda la cantidad de agua posible al labio superior que ya está teñido. Levanto el rostro para no causar presión, doy un paso hacia atrás y resbalo…
Me encontraba allí, tendido boca arriba mientras la llovizna se hacía lluvia. No pude contenerlo: un llanto se desencadenó, no lo sentí mío aun tenía el cuerpo tremulento. Busqué el porqué lo hacía, pero me sentí efímero.
Tan corto como esperar a que se forme un coágulo, tan corto como el tiempo que resta para t…