Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

Azul

Imagen
Ardía con la fiebre encima, resbalé y caí al piso. Las florecillas que adornaban el sillón no tenían el tono fucsia de siempre porque la luz de la tarde entraba por las ventanas y las teñía de azul, bueno, cuando logré despertar toda la sala estaba en azul.
Preparé café pese a que llevaba varios días de insomnio, volví a coger los lapiceros de tinta líquida para empezar a trazar figuras extrañas, cuando sentí que inconscientemente que había dibujado a alguien… o tenía sus labios, sus ojos oscuros, el cabello cano. La velocidad de mis dedos no podían distinguirse entre los recuerdos que flotaban alrededor y uno que otro verso que nunca habré de haberlo escrito, sólo pronunciado en aquel momento.
Esperé a que el reloj marque un cuarto para las seis de la tarde, pero no llegó, la sala seguía del mismo color, tal vez un poco anaranjada. La sala seguía sola y esperando a que en algún momento me anime a prender la luz (artificial).
Nuevamente otra madrugada y los lapiceros no pudieron hacer na…

De vuelta

Imagen
Había pasado tres días desde la audiencia en el quinto juzgado penal, estuve apartado de todo el mundo que se mueve fuera de mi cuarto –mi propio mundo–, donde ahora me encontraba clasificando papeles (denuncia a los 23, denuncia a los 13, VIII semestre, VII semestre, RR.PP. UNCP, Correo, Primicia, certificados, recibos Claro, etc.), vertiendo agua a mis acuarelas cuarteadas, botando frascos de perfumes que ya no uso; por las noches preparo pop-corn con margarina y saco una gaseosa para que me acompañen mientras veo las películas que sé nunca podré ver en Cineplanet, lo sé, lo sé… “eso me engordará más” y poco me interesa porque durante el último año he enflaquecido demasiado al punto que me sentido estúpido, vacío, simplón y me extrañaba… o bueno, alguna parte de mí extrañaba mi propia esencia.
Miraba de soslayo a Coro (mi gato) que se arrellanaba sobre una almohada, no le tomé importancia y seguí leyendo, fue algo desesperante y volví a dirigir la mirada hacia el pequeño felino que h…